8 dic. 2005

... España de rodillas, te ofrece el corazón




... España de rodillas, te ofrece el corazón

EN LA SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE SANTA MARÍA VIRGEN, Patrona de España y del Arma de Infantería, Servicio de Estado Mayor y de los Cuerpos Jurídico Militar, Eclesiástico, Veterinario, Farmacia, Oficinas Militares y Servicio Geográfico del Ejército.

¡FELIZ PATRONA!

Señora Inmaculada de las gentes de España

De victoria en Lepanto, de dolor en Rocroi,
rezada a flor de espadas desde el mar de Corinto
a la ribera virgen del río Paraná.
¡Señora Inmaculada de los indios ingenuos
y del Hidalgo altivo y de la Inquisición!
Como ayer, como siempre, como cuando hizo falta,
España, de rodillas, te ofrece el corazón.

¡Señora Inmaculada del Pilar Jacobeo!
Consuelo de amarguras en empresas de amar.
El fruto que sembraste para la Fe de Cristo
salido de tus manos, ¿no había de granar?.
¡Señora Inmaculada del Apóstol del Trueno,
de la hazaña difícil y la tribulación!
Viniste a Zaragoza para salvar a España,
y España, desde entonces, parece una oración.

¡Señora Inmaculada de los Picos de Europa!
¡Cuántos te parecían pues cuanta era su Fe!
Y vino de los cielos tu auxilio y la victoria
del Dios de las Batallas, del Santo, de Yahvé.
¡Señora Inmaculada de esperanzas de Patria!
Se eleva una plegaria de Asturias a Aragón.
Sus ecos en las rocas, los bosques y los muertos
hablaron en romance y hablaron en canción.

¡Señora Inmaculada de la Santa María,
de los vientos propicios y de la tempestad!
Temblando amor de Madre llegaste al nuevo mundo
y el indio fue el hermano y Cristo la Verdad.
¡Señora Inmaculada del santo misionero,
de los conquistadores y del Emperador!
Resuena aun el Caribe las voces de Triana
y rezan todavía los indios al Señor.

¡Señora Inmaculada del indio mexicano!
América es España, y España es para ti.
El inca y el azteca cayeron de rodillas
y fue el Ave María caricia en guaraní.
¡Señora Inmaculada de la Rosa de Lima,
de García Moreno, de la persecución!
Son hijos de españoles, amándote nacieron:
no saben de mentira, ni saben de traición.

¡Señora Inmaculada del Valle de los Muertos,
del niño asesinado y el viejo Requeté!
Ganaron la victoria, la sangre y el martirio
de la España de Cristo por la España sin fe.
¡Señora Inmaculada del muerto por la vida!
En tus brazos de madre morir es salvación.
Y la semilla santa rebrota en Patria nueva
con ecos del Prudente y voz de Calderón.

¡Señora Inmaculada de la historia de España!
Tu misma nos la hiciste y huele a santidad.
Derrotas son honores, que las guerras de Cristo,
se ganan en el cielo y allí está la verdad.
¡Señora Inmaculada! Somos aquellos mismos
que siglos defendieron tu pura Concepción.
Como ayer, como siempre, como cuando hizo falta,
¡España de rodillas, te ofrece el corazón!

Francisco José Fernández de la Cigoña

***

[Imagen] Bartolomé Esteban Murillo. 1680 ca. Hermitage Museum, Moscow.

Oración del Infante



Oración del Infante

¡Virgen sagrada María!
¡¡Reina y Señora del Cielo!!
la Española Infantería,
que es de valientes modelo,
tiene siempre, noche y día,
únicamente este anhelo;
ser, como tú, Inmaculada;
ser, de limpísima historia;
y que nunca, ni por nada,
nos recuerde la memoria
acción alguna pasada
que no represente gloria.

Para lograrlo, Señora,
con que sois Patrona nuestra
contamos a toda hora;
pues con la protección vuestra,
el Infante que os adora,
vence siempre en la palestra.

¡Danos Señora tu protección
y triunfará siempre mi Batallón!
¡Danos señora tu valimiento
y triunfará siempre mi Regimiento!

***

1 dic. 2005

“¡Llámalo y que se presente!” NªSª de Loreto, Patrona del Ejército del Aire



Imagen policromada de Nuestra Señora de Loreto,
Patrona del Ejército del Aire,
situada en el vestíbulo de acceso al despacho del
Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire

¡Llámalo y que se presente!

Madre nuestra de Loreto
que controlas nuestros vuelos,
que gobiernas nuestras naves
por los venturosos cielos,
que al intrépido sosiegas
y al temeroso das fe,
que al extraviado das rumbo
y al que yerra le corriges,
que al indeciso aconsejas
y al atrevido diriges.
Por el gran amor que emanas
te dirijo esta oración,
fuerte grito que hoy exhala
mi ardoroso corazón.

Por aquellos que se fueron
yo te pido Madre mía,
por todos los que cayeron
sin pensar que era su día,
por aquellos compañeros
que felices y contentos
abandonaron el suelo,
sin tener el pensamiento
de que la negra guadaña
ellos iban a encontrar,
que confiados y alegres
se enfrentaron con empeño,
al siempre arriesgado y bello
combate entre pilotos,
adentrándose en lo ignoto
para jamás regresar.

Por aquellos Camaradas
que en las nubes, siempre grises,
se sintieron muy felices
seguros de su destreza,
y entre el polvo y la maleza
dejaron sus cuerpos sanos,
–en la palanca, la mano–
¡y el alma volando al cielo!
para buscar el consuelo
de Tu sublime belleza.

Porque a todos, desde entonces,
a Tu lado hayas llevado,
y si alguno no ha encontrado
el camino que a Ti lleva,
¡no le abandones Doncella!
¡¡Llámale y que se presente!!
que murió como un valiente,
que buscando va una estrella:
La estrella de Bien y Paz
que hoy España necesita,
la estrella siempre bendita
de una Nación sin maldad,
la estrella que ya jamás
sus ojos verán brillando,
la estrella que va clamando
¡¡Patria, Dios y Libertad!!

Enrique Sacanell Ruiz de Apodaca
Comandante del Arma de Aviación (E.A.)

FUENTE: ‘Revista de Aeronáutica y Astronáutica’, Número 480 (01/12/1980), página [22] 1327

http://www.portalcultura.mde.es/Galerias/revistas/ficheros/RAA_480.pdf

☩☩☩

Carta de la Congregación para el Culto Divino al Camino Neocatecumenal


Reproducimos la Carta que ha dirigido el cardenal Francis Arinze, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos a los iniciadores y responsables del Camino Neocatecumenal, publicada por ZENIT.org el 1 enero 2006. La carta tiene el tono de un documento normativo, propio de la Congregación.

* * *


Ciudad del Vaticano, 1 de diciembre de 2005

Señor Kiko Argüello,
señora Carmen Hernández
y reverendísimo padre Mario Pezzi:

Como resultado del diálogo llevado a cabo con esta Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos sobre la celebración de la santísima Eucaristía en las comunidades del Camino Neocatecumenal, en línea con las orientaciones que se desprendieron en el pasado encuentro con ustedes el pasado 11 de noviembre, les comunico la decisión del Santo Padre.

En la celebración de la santa misa, el Camino Neocatecumenal aceptará y seguirá los libros litúrgicos aprobados por la Iglesia, sin omitir ni añadir nada. Además, sobre algunos elementos se subrayan las indicaciones y precisiones que siguen a continuación:

1. El domingo es el «Dies Domini», como ha querido ilustrar el siervo de Dios, el Papa Juan Pablo II, en la Carta apostólica sobre el Día del Señor. Por eso el Camino Neocatecumenal debe dialogar con el obispo diocesano para que se refleje también en el contexto de las celebraciones litúrgicas el testimonio de la integración en la parroquia de las comunidades del Camino Neocatecumenal. Al menos un domingo al mes las comunidades del Camino Neocatecumenal deben por tanto participar de la santa misa junto con la comunidad parroquial.

2. Sobre las eventuales moniciones previas a las lecturas deben ser breves. Es además fundamental atenerse a lo dispuesto en la «Institutio Generalis Missalis Romani» (nn. 105 e 128) y en los «Praenotanda» del «Ordo Lectionum Missae» (nn. 15, 19, 38, 42).

3. La homilía, por su importancia y naturaleza, queda reservada al sacerdote o al diácono (Cf. Código de Derecho Canónico, can. 767 § 1). Sobre las intervenciones ocasionales de testimonio por parte de los fieles laicos, sirvan los espacios y modos indicados en la instrucción interdicasterial «Ecclesiae de Mysterio», aprobada de manera específica por el Papa Juan Pablo II y publicada el 15 de agosto de 1997. En tal documento, en el artículo 3, §§ 2 y 3, se lee:

§ 2. «Es lícita la propuesta de una breve monición para favorecer la mayor inteligencia de la liturgia que se celebra y también cualquier eventual testimonio siempre según las normas litúrgicas y en ocasión de las liturgias eucarísticas celebradas en particulares jornadas (jornada del seminario, del enfermo, etc.), si se consideran objetivamente convenientes, como ilustrativas de la homilía regularmente pronunciada por el sacerdote celebrante. Estas explicaciones y testimonios no deben asumir características tales de llegar a confundirse con la homilía».

§ 3. «La posibilidad del ‘diálogo’ en la homilía (cfr. Sagrada Congregación para el Culto Divino, Directorio Pueros Baptizatos para las Misas de los niños [1 noviembre 1973], n. 48), puede ser, alguna vez, prudentemente usada por el ministro celebrante como medio expositivo con el cual no se delega a los otros el deber de la predicación».

Debe tenerse en cuenta además de forma atenta todo lo expuesto en la Instrucción «Redemptionis Sacramentum», n. 74.

4. Sobre el intercambio de la paz, se concede que el Camino Neocatecumenal pueda continuar con la excepción ya concedida, hasta una ulterior disposición.

5. Sobre el modo de recibir la Santa Comunión, se da al Camino Neocatecumenal un tiempo de transición (no más de dos años) para pasar del modo actual de recibir la Santa Comunión en sus comunidades (sentados, alrededor de una mesa preparada en el centro de la Iglesia en lugar del altar dedicado en el presbiterio) al modo normal para toda la Iglesia de recibir la Santa Comunión. Esto significa que el Camino Neocatecumenal debe caminar hacia el modo previsto en los libros litúrgicos para la distribución del Cuerpo y de la Sangre de Cristo.

6. El Camino Neocatecumenal debe utilizar también las otras plegarias eucarísticas contenidas en el Misal, y no únicamente la plegaria eucarística II.

En definitiva, el Camino Neocatecumenal, en la celebración de la santa misa, debe seguir los libros litúrgicos aprobados, teniendo presente todo lo expuesto en los números 1, 2, 3, 4, 5 y 6.

Agradeciendo al Señor los frutos y bienes otorgados a la Iglesia gracias a las múltiples actividades del Camino Neocatecumenal, aprovecho la ocasión para ofrecer distintos saludos.


+ Francis Card. Arinze Prefecto

Congregatio de Cultu Divino et Disciplina Sacramentorum


[Traducción realizada por Zenit]

***